Muchachos,¿dónde nos vemos hoy?

Ciudad de Matanzas. Playa El Tenis Foto: JUVENAL BALAN NEYRA 08/08/2009 Play0390

Ciudad de Matanzas. Playa El Tenis
Foto: JUVENAL BALAN NEYRA 08/08/2009
Play0390

Con un poco más de un metro de estatura, leía novelitas del famoso Club del Misterio, coleccionaba versos y pintaba, cual si fuera un sello, corazones en las libretas.

Quería ser independiente y suspiraba ante la mirada de algún muchacho semejante a los actores de series juveniles.

No era la única, porque cuando se tiene entre 12 y 15 años puedes desear parecerte a muchos e incluso anhelar las libertades de otros.

Mis amistades contaban con la venia de sus padres para asistir todos los sábados a lugares de recreación nocturna. Los míos, por el contrario, consideraban que esos sitios implicaban riesgos, inseguridades.

Por ello, durante aquellos años sentía que no encajaba, pero hoy comprendo las razones y pregunto: ¿Por qué no se fomentan los espacios diseñados de forma intencional para el esparcimiento de los adolescentes?

Si bien dichos lugares precisan de mayores condiciones para preservar la integridad física y mental de quienes son aún menores de edad, este grupo etario posee necesidades inherentes a la etapa psicológica por la que transitan.

Ellos anhelan bailar, escuchar la música del momento, compartir con sus amigos de la secundaria. En este sentido, resulta inminente proporcionarles una recreación sana, al margen de las bebidas alcohólicas, el cigarro y las drogas.

En la urbe yumurina, la plaza del Viaducto, más conocida como El Tenis, deviene, quizás la única alternativa de esparcimiento nocturno para muchachas y muchachos que todavía no pueden acudir a discotecas como La Salsa y La Galaxia.

Allí, deambulan exentos de regulaciones explícitas y convergen con jóvenes y adultos. Así, un sitio a cielo abierto, resulta vulnerable para la introducción de armas blancas y la transgresión de las más elementales medidas de seguridad.

Por su parte, en Boca de Camarioca, la opción escogida por varias chicas y chicos suele ser más peligrosa. Ellos conversan sobre la baranda del puente; a un costado les queda el filo de la carretera (de vía rápida) y a sus espaldas la desembocadura del río.

Por tanto, urge potenciar las ofertas nocturnas concebidas a partir de las peculiaridades de los adolescentes. El proyecto no requiere grandes inversiones, ni edificar nuevas discotecas solo para este fin.

Esta aspiración pudiera materializarse con el apoyo de los centros ya existentes, los cuales pudieran destinar al menos una jornada semanal- en horario diurno -para satisfacer las demandas de quienes viven en ese periodo intermedio entre la niñez y la adultez.

No obstante, dichas opciones debieran ir más allá del baile. Las salas de cine en 3D constituyen también una atractiva variante, donde es fácil articular la cultura, el arte y las nuevas tecnologías.

Pertenecer a un grupo y relacionarse con él en diferentes contextos resulta una premisa para la conformación de la identidad personal e independencia. No pretendamos que nuestros jóvenes muestren responsabilidad, honestidad y solidaridad, si en etapas precedentes no se cultivaron en ellos dichas cualidades y valores morales.

Anuncios

Acerca de quinqueniodeluz

Joven periodista cubana, enamorada de una bahía que lleva por nombre Matanzas.
Esta entrada fue publicada en cuba, economía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s