Donde decrece La Palma

Por: Yadiel Barbón Salgado, estudiante de Periodismo

El alba saluda las mañanas betancoureñas, se respira el aroma del café casero, el ajetreo de las primeras horas se siente sobre las venas de los pobladores. Los rayos de sol se cuelan en un sombrío lugar, donde el peso del tiempo es apreciable en sus muros y pilastras y la vegetación encuentra asilo en la infertilidad del balcón.

Unos lo ignoran al pasar, otros se detienen a cobijarse bajo el techo. Es evidente que más de una centuria se alberga en las paredes. Como exhausto guardián desfallece el hotel La Palma sobre la tierra de Macurijes.

108 AÑOS DE HISTORIA

Cuenta la historia que allá por 1910, entre las calles de San Juan y Martí (hoy 29 y 24 respectivamente) abrió sus puertas el hotel Pasaje, que poco después tomaría el nombre de La Palma. El edificio poseía una hostería en su planta alta y un restaurante en la baja.

000

Contó en sus inicios con 12 habitaciones que bordeaban un amplio salón central. De tipo suite eran las delanteras, y también existían baños colectivos. Sobresalía además una escalera independiente, al fondo, que conducía a dos viviendas ocupadas por algunos de los arrendatarios del establecimiento, aunque otros residían en los cuartos con balcones hacia la calle de Martí.

El primer dueño del hotel fue el español Oscar López de la Serna, conocido por Bulla. Después pasó a manos de otro hispano de apellido Alonso y al morir este, un grupo de abogados elaboró documentos falsos y se adueñó del inmueble, que más tarde fue arrendado sucesivamente a Dolores Rabuñal, Lucrecia “Cusa” Mariátegui, Ramón Setién, Wilfredo Balbín Balbín y demás personas.

Después del triunfo revolucionario pasó a ser propiedad estatal. Muchas familias habitaron allí por espacio de dos décadas hasta que, a finales de los años 80, debido a su pésimo estado, el inmueble quedó totalmente deshabitado.

INQUILINOS SINGULARES

En el hotel se hospedaban obreros del otrora central Cuba no residentes en el municipio, españoles sin familiares en la localidad, así como los que no deseaban vivir en las cuarterías ubicadas en el batey del ingenio.

Al decir de Julián Rogelio Álvarez López, historiador de la localidad, el ya mencionado y engreído Bulla, fabricó en el patio del edificio un automóvil que, según él, iba a ser el más grande y vistoso del pueblo. Desafortunadamente cuando terminó su construcción, el vehículo no cabía por ninguna de las puertas y tuvo que desmantelarlo.

En la década de 1930 el ocupante fue el español conocido como El Mexicano por usar un enorme sombrero de ala ancha y camisas de vistosos colores. Lo insólito es que el 25 de abril de 1939 decidió atentar contra su vida temprano en la mañana. Algunos dicen que por quiebra económica, otros por infidelidad conyugal e incluso, por la muerte de su hijo a causa de una meningitis en el trayecto a Jovellanos.

Lo que sí está claro es que lograron salvarlo con rapidez, no obstante, más tarde se ahorcó bajo la escalera que conducía a la vivienda de los caseros. Años después, distintos inquilinos aseguraban haberlo visto en las noches, asfixiado y con los brazos vendados. Esto motivó el inicio de una leyenda que con el tiempo quedó borrada y escondida para el conocimiento de las nuevas generaciones.

En 1938, enviado por el Partido Comunista para atender a los trabajadores del central Cuba, se mudó el doctor Cesáreo Sánchez Gómez, que permaneció allí durante pocos años. Aunque no poseía una consulta médica en el lugar, atendía con frecuencia a los trabajadores que a él acudían en reclamo de sus servicios.

Este hijo adoptivo de Pedro Betancourt falleció en 1954 por un accidente automovilístico. El policlínico  municipal lleva su nombre en honor a su distinguida trayectoria como médico.

La cultura también fluyó por las paredes de La Palma. Muestra de ello fue la actuación del prestigioso cantante, compositor y percusionista cubano Miguel Ángel Eugenio Lázaro Zacarías Izquierdo Valdés, conocido popularmente como Miguelito Valdés, quiense presentó junto a la orquesta Casino de la Playa el 25 de noviembre de 1939.

Igualmente, a finales de la década de 1930 se ofreció allí un espectáculo amenizado por la orquesta Anacaona, integrada entonces por las hermanas Castro. Estas celebraciones estaban limitadas a blancos y personas de elevada posición económica, aunque los huéspedes al encontrarse en el lugar también participaban.

Asimismo, el 20 de noviembre de 1947,otra personalidad de gran renombre fue recibida en su portal: el líder azucarero Jesús Menéndez Larrondo, quien no se hospedó, pero hizo estancia en el edificio y conoció más sobre la localidad.

 MORADORES SIN MORADA

Con el ocaso de los 80, el inmueble comenzó a decaer estructuralmente. Debido a su pésimo estado en esa época, los inquilinos fueron trasladados a otras viviendas, hasta que quedó totalmente inhabilitado. Actualmente malvive sobre el asfalto betancoureño. Sus pisos se encuentran inaccesibles; las puertas y ventanas están muy destruidas, faltan barandas en los balcones, las escaleras resultan intransitables y la vegetación se ha apoderado de sus interiores.

Valia Molina Caballero, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, expresa que es apreciable la decadencia de los inmuebles patrimoniales locales, los cuales se han deteriorado aún más por la mala planificación en lo que respecta a su mantenimiento, que debería ser más sistemático.

003

“De niña visitaba el hotel La Palma”, afirma Arenaida Lefonst Sardiñas, miembro de la Cátedra universitaria del Adulto Mayor. “Recibían familias en la planta alta y era confortable. Tenía habitaciones que todavía se utilizaban para hospedaje. Contemplé las calles de José Martí y San Juan desde sus balcones. Ahora la tristeza me consume cuando pienso que su apariencia actual se debe a que las entidades implicadas han dejado pasar las oportunidades de repararlo y convertirlo en lo que fue”.

“El tiempo le ha arrebatado esa majestuosidad constructiva que lo caracterizaba cuando, en mi infancia, transité sus interiores. Es una lástima que su aspecto hoy sea totalmente repulsivo y deprimente”, manifiesta Sara Gutiérrez Abreu, quien se desempeñó como educadora del Círculo Infantil “Giraldo Díaz”.

004

009

Marta García Rodríguez, directora de la Filial Universitaria Municipal “Jesús Herrera Rodríguez” ratifica que al observar la destrucción que lo rodea, sufre por la pérdida no solo de uno de los sitios locales más representativos, sino también por el desvanecimiento de su historia.

Nereyda Yut Cortés, ama de casa y vecina aledaña del hotel expresa su pesar al ver la situación actual del inmueble que se ha convertido en baño público, basurero y foco de infección con peligro de enfermedades para la población. Agrega que su derrumbe podría afectar muchísimo a los transeúntes que bajo él esperan los automóviles con el fin de transportarse a las afueras del pueblo o a cualquiera que camine por su planta baja.

“Recuerdo que a finales del 2007 se derrumbó una de las paredes. Era un domingo al mediodía y mientras leía, sentí como si el estruendo hubiese sido en mi casa. Había una casa que colindaba con el hotel, la cual perdió parte de su estructura con la caída de ese muro.

“El 18 de diciembre de 2000 fue reconocido como insignia municipal con la idea de su restauración. Desgraciadamente ocurre lo contrario y perdemos una belleza arquitectónica con valor patrimonial, ambiental e histórico. La falta de sentido de pertenencia, el desinterés, las carencias materiales, la escasa gestión por parte de los funcionarios, así como la influencia de los huracanes, son los factores que han provocado el detrimento no solo del hotel, sino también en todo el centro histórico urbano local”, asevera Álvarez López.

006

(DES)PREOCUPADOS

La Constitución de la República de Cuba en su artículo 39 inciso h. plantea que “el Estado defiende la identidad de la cultura cubana, vela por la conservación del patrimonio cultural y la riqueza artística e histórica de la nación y protege los monumentos nacionales y los lugares notables por su belleza natural o por su reconocido valor artístico o histórico”.

Irisleidys Cárdenas Rivero, vicepresidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, expresa que la reanimación de las arterias principales y la inclusión de lugares damnificados en los proyectos del plan económico, constituyen unas de las principales estrategias del Gobierno local.

“A través de los años se han hecho proyectos económicos que han ignorado el patrimonio local y por diferentes organismos no gubernamentales se manejó la reparación de La Palma para convertirlo en un hotel de tránsito para entidades turísticas. El resultado fue nulo. Nada se hizo ni se hace. Si no se recuperan lugares de tan cuantioso contenido histórico, ¿qué podrán percibir las nuevas generaciones cómo su símbolo local?”, comenta Arenaida.

“Entre 2018 y 2019 la Casa de Gobierno tiene previsto reparar el hotel y demás instituciones municipales en pésimo estado constructivo como son la librería, el teatro Cuba, los cementerios, el Palacio de Pioneros “Leovigildo Sierra Baró”, el Círculo Infantil Los tres ositos y la otrora tienda de ropas y ferretería La Casa Verde. Para ello cuenta con el respaldo económico, material y financiero necesario”, explica Molina Caballero.

“Se precisa la asignación de un presupuesto a los efectos y un plan estratégico que priorice los locales constructivos más graves y que no sea desviado para otras obras de menor envergadura. El renacer del centro histórico urbano junto al trabajo educativo constituyen la vía para desarrollar en las nuevas generaciones el sentido de pertenencia y el amor por su localidad natal”, alega Álvarez López.

015

El ajetreo continúa imperando ajeno al hotel La Palma. La suave brisa de la tarde susurra una triste melodía que lo consume poco a poco. La desolación se cuela por sus paredes. La orquesta sinfónica de la noche hace su entrada. La luna lo acompaña en su solitaria espera.

El tiempo le arrebata la ilusión. Un escalofrío se apodera de sus pensamientos mientras la esperanza resplandece sobre su estirpe. Su fatal destino lo perturba. Agoniza de dolor, implora clemencia, respira historia.

Anuncios

Acerca de quinqueniodeluz

Joven periodista cubana, enamorada de una bahía que lleva por nombre Matanzas.
Esta entrada fue publicada en cuba, economía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s